Conociendo a Últim Cavall

Últim Cavall son Rafa Monzó y Francesc Pascual con la colaboración de Jordi Moncho, un grupo que se formó a mediados de 2015 como consecuencia de su pasión mutua hacia la música, que unida a las ganas y ambiciones de querer crear y experimentar, les llevó a crear el grupo.

A finales de 2015 publicaron su EP homónimo debut Últim Cavall, un trabajo que sirve como carta de presentación de la banda y que se gestó en los estudios Two Ties Recordings, Flexic Audiovisual Studio y La Cova de Barcelona. Formado por 5 sólidas canciones que rozan el pop/rock más ambiental, el EP regala al oyente un sonido muy particular con una producción y grabación muy cuidada y sutil que prevalece a lo largo de todas las canciones, consiguiendo así hacerlo totalmente suyo.

Actualmente trabajando en su álbum debut y a muy poco de empezar a ofrecer sus primeros conciertos, charlamos con la banda para conocerles un poco más en profundidad:

1. ¿Cómo nace Últim Cavall?

Somos un par de amigos y melómanos, nos apasiona hablar de música, compartir discos, ir a conciertos y tocar. La banda surge de una forma natural y espontánea, al principio sin ningún objetivo concreto.

Se nos pasaban las horas volando en nuestro local de ensayo, nos gustaba mucho experimentar y estuvimos mucho tiempo construyendo y des-construyendo nuestras primeras canciones. La sensación de libertad y felicidad durante el proceso de crear y componer ha sido el motor y la motivación principal para acabar creando Últim Cavall.

Nos grabamos nosotros mismos la maqueta de las canciones del EP y decidimos buscar ingeniero de sonido para plasmarlo de una forma más profesional. Fue un verdadero acierto escoger a Jordi Moncho (Sesam-o, Vanova) como ingeniero de sonido y co-productor, con el tiempo la amistad ha ido creciendo y la sintonía musical es total. Con el paso de los meses Jordi acabó formando parte de Últim Cavall como bajista y hemos compuesto los temas nuevos de nuestro futuro LP conjuntamente.

2. ¿Qué es lo que más os apasiona de la música y en qué momento decidís tratar de dedicar vuestra vida a ello?

Las sensaciones que te puede llegar a provocar la música son únicas y vale la pena dejarse llevar por ella. Entendemos la música como una forma de escapar de la realidad, una forma de viajar. Hay discos que te cambian la vida para siempre y forman parte de la banda sonora vital de cada uno.

Todos nosotros hemos empezado en la música por una necesidad orgánica, casi animal, de intentar aprender a comunicar y sentir con un instrumento.

Por lo que respecta a las sensaciones, hay diferencias entre cuando trabajas en el estudio y cuando tocas en directo. Las dos se pueden retroalimentar y pueden llegar a ser igual de placenteras. Encontramos muy determinante que en nuestras familias se le ha dado valor a la cultura y al arte desde que éramos críos. Quieras o no, te marca y te influye en tu desarrollo y en tus prioridades vitales.

Actualmente, no nos dedicamos a la música ya que cada uno de nosotros tiene su profesión, pero la tratamos y le damos la importancia que se merece en nuestro día a día.

3. A finales del año pasado publicasteis vuestro EP debut Últim Cavall, ¿cual ha sido el recibimiento de este hasta ahora?

Queríamos intentar hacer unas canciones que nos dejaran satisfechos. La verdad, que cuando acabamos de mezclar y masterizar el EP tuvimos la sensación de que sonaba bastante parecido a lo que nos imaginábamos en nuestras cabezas, sobretodo a nivel de producción y sonido. No teníamos ni idea si gustaría pero la plenitud personal de haber acabado un trabajo lo mejor posible si la notábamos.

Después de colgar el EP y empezar a recibir opiniones bonitas de diferentes medios y lugares, algunas fuera de España, sólo podemos decir que estamos agradecidos.

Somos conscientes que vivimos en un mundo donde todo va muy rápido y nos llega una gran cantidad de información. También pasa con la música, hoy en día cuesta acabar una canción entera, un videoclip, un disco… Valoramos muchísimo el hecho de que haya personas que han dedicado una parte de su tiempo a escuchar y escribir sobre Últim Cavall.

4. Creo que las 5 canciones que lo conforman transmiten muy bien lo que sois como grupo, y que conseguís crear vuestra propia “marca” a través de ellas y vuestro sonido. ¿Cómo llegasteis a definir y crear ese sonido tan personal?

Coincidimos mucho sobre como entendemos la música. No somos una banda que llega con unos acordes prefijados, o una rueda de estrofa-puente-estribillo. Lo hemos probado alguna vez pero no nos funciona. Disfrutamos mucho el proceso de composición en nuestro estudio.

Creamos las canciones a partir de las letras, así la sensación de libertad y de misterio cuando componemos enriquece el proceso creativo. La idea es que la canción te atrape a ti, nunca perseguir la canción y forzar la estructura o melodía. Ha habido días que hemos creado la melodía a partir de la base rítmica de la batería o de la línea del bajo.

Por lo que respecta al sonido, estuvimos experimentando mucho con varios efectos de ecos, reverbs y pedales de efectos varios. Nos gustaba mucho pasar instrumentos por varios pedales, doblar líneas de guitarra y voces, retocar manualmente sonidos de sintetizador, etc. Hay sonidos en el EP que cuesta definir que instrumento son y nos encanta que el oyente tenga esa duda. Además intentamos jugar mucho con las dinámicas para conseguir transmitir fuerza en las partes seleccionadas de cada canción.

Otro tema dónde tuvimos algún debate durante el proceso de mezcla fue en el tratamiento de la voz. Al final decidimos tratar la voz como un instrumento más y no destacarla por encima de nada. Pensamos que cuando uno tiene algo interesante que decir o explicar no hace falta ir chillando y mostrando las intenciones de forma clara. La sutileza del cantar y del volumen de la voz hará que el oyente preste todavía más atención.

5. Durante la creación de este, ¿os dejasteis influenciar por otras bandas o artistas que admiráis y/o seguís de cerca?

Hemos escuchado tantos discos en nuestra vida que es imposible definir que es lo que nos ha influenciado conscientemente o inconscientemente. Nos gustaría llegar a conseguir una personalidad propia y que las influencias, que son inevitables y necesarias, no sean muy evidentes. Queremos dejar al oyente que juzgue por él mismo y decida donde nos ubica y con que bandas nos agrupa.

Al final, toda la música que hemos escuchado en nuestras vidas es una influencia y un “background” inconsciente que te marca como persona y como compositor. También opinamos que nos hay estilos por encima de otros, al final la que habla es la canción, si es buena y transmite, el estilo es secundario.

6. ¿Cuál fue vuestra motivación principal a la hora de componer las canciones del EP?

La búsqueda de sonidos, melodías y ritmos. Encontrarse en un estudio para componer es parecido a una catarsis colectiva y personal. Es de las cosas más bonitas que hay. El proceso en que intentamos montar el puzzle entre todos es muy ilusionante. También nos funciona como via de escape de nuestra rutina.

Por lo que se refiere a las letras, son una mezcla de momentos, pensamientos e imágenes. Intentamos no ser muy directos en las intenciones y que cada persona que las escuche le encuentre su propio sentido.

7. De todas ellas, ¿con cuál os quedáis y por qué? En +stage sentimos cierta debilidad por Criatures…

Es difícil quedarse con un tema en concreto y que coincidamos todos. Los tres coincidimos que los tres primeros temas del EP (El Bosc, La Casa Cremant y Criatures) son muy bonitos y que son los que en general han gustado más, aunque estamos muy contentos con las cinco canciones. Puede que al que le guste más el dream pop escoja “El Bosc”, a las personas que les guste más el post rock escojan “La Casa Cremant” y a la gente apasionada de los 90 y el shoegaze se quede con “Criatures”.

Lo más bonito y placentero que nos han comentado es que los temas pueden llegar a ser diferentes y tener una personalidad propia de forma individual pero que no se pierde el sentido global del grupo y de la personalidad de la banda. Para un EP de presentación dónde todavía andamos buscando nuestro espacio sonoro y personal es muy gratificante que nos lleguen críticas de este tipo.

8. ¿Qué opináis acerca de la escena musical actual en Barcelona?

Ya hace años que hay muchas iniciativas culturales muy interesantes en todos los barrios de Barcelona y provincias. Desde pequeños hemos visto festivales, discográficas, programas de radio por internet, blogs, fanzines, asociaciones culturales, conciertos y grandes bandas.

Admiramos y defendemos toda acción hecha con pasión y amor por la música. También somos fans de muchas bandas de la ciudad o alrededores. Ahora mismo nos vienen a la cabeza grupazos como Súper Gegant, Olivemoon, La Estrella de David, Puput, Sexy Bicicle, Dulce Pájara de Juventud, Las Ruinas, Ocellot y podríamos seguir…

9. ¿Os habéis planteado componer en otro idioma que no sea el catalán?

Por ahora no, la verdad es que nos pusimos a componer sin preguntarnos en que idioma íbamos a escribir, salió así de natural. Lo que sí nos exigimos es intentar transmitir sensaciones y emociones con nuestro trabajo. Tal y como tratamos las voces, creemos que el idioma es una parte más de la capa de sonidos de nuestra música y que no es una condición “sine qua non” para entrar en el mundo de Últim Cavall.

10. ¿Qué podemos esperar de Últim Cavall en los próximos meses? ¿Hay algún concierto entre vuestros planes? ¿Música nueva?

Esta semana mismo hemos empezado con las voces del LP ya que todos los instrumentos están acabados. Estamos en medio de un proceso de grabación apasionante que estamos disfrutando muchísimo. Nuestra idea es intentar acabar el disco antes del verano y ponernos a ensayar y pensar en cómo vamos a llevar las canciones al directo.

Nos hace mucha ilusión empezar a tocar a partir de setiembre ya que todavía no hemos hecho ningún concierto. Tuvimos algunas propuestas pero estábamos muy centrados en la composición y grabación del nuevo disco y nos dimos cuenta que si queríamos hacer bien las cosas necesitábamos prepararlas de forma separada (disco y después el directo).

11. Y por último, una pregunta que nos gusta hacer a todos…¿Cómo creéis que será la industria musical dentro de 10 años?

Somos muy románticos. Deseamos que dentro de 10 años todavía existan tiendas de discos y podamos ir a comprar, charlar con la gente de la tienda y que te den su opinión.

Esperamos que el valor de la música no disminuya y aunque sea por mantener el recuerdo sentimental, se sigan comprando y escuchando discos enteros. Hay que intentar conservar el producto cultural publicado, sea un libro, cómic, película, disco…

También deseamos que se normalice el hecho de ir a conciertos a cualquier edad, igual como el que va al cine o consume teatro. Tenemos la sensación de que si crece el público que asista a conciertos se valorará más las bandas, discográficas y festivales del país.

Sigue más de cerca a Últim Cavall a través de sus redes sociales:

Twitter | Facebook | Youtube

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies