La banda estadounidense aterriza por primera vez en la capital catalana para presentar su nuevo disco After Laughter.

Marcados por la melancolía más ochentera, Paramore llegaban por primera vez a Barcelona ayer para presentar en directo desde el Sant Jordi Club su último disco de estudio After Laughter, un elepé en el que nos desvelan su cara más agridulce a través de 12 cortes de sonido luminoso.

Al llegar al concierto, era inevitable que entre la gente surgiesen varias dudas acerca de su directo. Con cinco discos de estudio en el mercado y más de una década de carrera ya a sus espaldas, la banda comandada por la carismática Hayley Williams se ha deshecho casi al completo con  After Laughter de sus inicios pop-punk, sumergiéndose de pleno en la nueva ola del pop sintetizado y teñido de tintes funk y disco, un camino que ya empezaron a dejar entrever con Paramore (2013), su disco anterior. ¿Sabrían Paramore conectar todos los puntos en un único espectáculo? La respuesta es sí.Paramore Barcelona 2018Su canción de apertura en Barcelona, Hard Times, no fue más que la demostración perfecta de ese nuevo equilibrio del que goza la banda; riffs rebajados, sintetizadores por doquier y bongos electrizantes lejos de los acordes más oscuros y contundentes que tanto definieron su material más antiguo.

Magnética, con una voz clara y formidable y una presencia escénica deliciosamente efervescente, Hayley Williams parecía no poder (ni querer) parar quieta en ningún momento durante todo el concierto. Entre saltos, sacudidas de pelo y bailes, por eso, Williams regaló también momentos de contemplación, de completo silencio, conectando con toda una audiencia que ha crecido con ella y que ahora se ha convertido en toda una masa. Fake Happy protagonizó uno de los primeros grandes momentos de la noche, y unas inesperadas Pool Idle Worship que sonarían por primera vez en directo en Barcelona acabarían convirtiéndose en uno de los momentos clave de la noche.Paramore Tour Three BarcelonaLa banda ahora formada por Hayley Williams, Taylor York y Zac Farro puede presumir de estar viviendo uno de sus mejores momentos a nivel profesional, y no les faltan razones, además, para estar felices con la vuelta de Zac Farro a la banda como batería – la banda incluso tocó French Class durante el bis del concierto, una de las canciones del proyecto en solitario de Farro HalfNoise.

Desde su formación en 2004, Paramore han acumulado ya decenas de hits con los que han ido influenciando no solo a toda una generación sino escena. Canciones como IgnoranceThat’s What You Get o Still Into You fueron toda una celebración de su longevidad en el set, y Misery Business de su segundo disco de estudio Riot! (2007), acabó protagonizando uno de los momentos más catárticos de toda la noche, invitando incluso a una seguidora de la banda -Nerea- a cantarla con ellos sobre el escenario.

Ya fuese con la ternura de Hate To See Your Heart Break o con el descaro de Ain’t It Fun, el set de Paramore pareció no perder su impulso en ningún momento y su nuevas canciones fueron una parte crucial de ello, aprovechando esa dicotomía existente entre sus instrumentales, bailables y pastel, y sus letras, mordaces y oscuras.

Paramore han vuelto renovados y transformados, y no podríamos estar más contentos por ello.Hayley Williams Paramore Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies