Los burgaleses llevan la gira de presentación de su nuevo disco a la Sala Moon de Valencia.

Canta La Maravillosa Orquesta del Alcohol en Océano que la música no es un juguete, y la banda de Burgos ha decidido dedicar su carrera a predicar con el ejemplo. Pocos conjuntos como este septeto castellano demuestran sobre el escenario tanto respeto y cuidado por la música, y el paso de la gira de presentación de su último trabajo, Salvavida (de las balas perdidas) por la Sala Moon de Valencia fue todo un canto al arte y al amor por la música como vía de expresión y, por qué no, de reivindicación.

Y es que todo lo que dice La M.O.D.A, todo lo que canta y toca La M.O.D.A acaba teniendo un tono entre épico y político. Ellos mismos lo dicen, y es cierto: no se casan con nadie, no le cantan a ningún partido ni a ninguna bandera. Pero eso no impide que sus canciones acaben sonando a himnos y sus estribillos, al grito de una generación que se pregunta quién la va a salvar.

Y ese grito, que tantas veces hemos escuchado, suena distinto cuando lo grita David Ruiz y le da cuerpo su banda, que, con instrumentos que no se suelen ver en conciertos en sala, como la trompeta, el banjo o el acordeón, consigue un sonido único pero natural. Lo que la M.O.D.A tiene de orquesta no es solo el nombre.

Con el desgarro en la voz de su vocalista por bandera, y con una explosión instrumental que impresiona sin llegar a aturdir, los de Burgos empezaron la noche por todo lo alto, con el acordeón de Mil Demonios y sus “himnos de alergia a la alegría”. Un pistoletazo de salida que vino seguido del que quizá es su mayor éxito reciente, La Inmensidad. Y con esa llamada a perder el miedo empezaba un repaso de dos horas por la discografía de La Maravillosa Orquesta del Alcohol, en la que diseñaron un recorrido por todos sus álbumes en español sin dejar fuera más que tres temas de toda su trayectoria.

No faltaron mares de brazos en los momentos más emotivos, como en Una canción para no decir te quiero o Amanecederos, e incluso hubo un bienintencionado intento de guardar silencio cuando, solo voz y guitarra, David Ruiz se lanzó a cantar a la tierra y a las raíces en Campo Amarillo. El público de la Moon, no calló, como había pedido el líder de la banda, pero cantó, casi en un murmullo, al “campo amarillo de Antonio Machado”.

Y del campo, al Océano, que dejó uno de los momentos más mágicos de la noche, con casi mil personas coreando “hay algo más fuerte que la muerte”. Un eco que pasó a ser un grito en los temas más reivindicativos de la banda, como Los locos son ellos, ¿Quién nos va a salvar? o, sobre todo, Himno Nacional, en una interpretación en la que la sala entera ejerció de coro.

Pero si algo elevó el concierto a otra categoría fue la interpretación de temas como Miles Davis, Los Hijos de Johny Cash o La Vieja Banda, que dedicaron a Adán, un excompañero de la formación. Canciones que no solo los definen como grupo, sino que son una muestra de esa veneración hacia la música que les caracteriza.

El clímax, sin duda, llegaba con un carrusel de sus canciones más potentes: PRMVR, Catedrales y una impresionante Flores del Mal en la que sonaron mejor que nunca. Y es que es justo destacar que los siete chicos de los instrumentos raros y el uniforme de tirantes blancos son músicos excepcionalmente buenos. No solo sorprenden brincando mientras tocan el saxofón, o dándolo todo con un acordeón, sino que además, hilan esos sonidos a la perfección, con una desenvoltura total pero sin descuidar ni una nota.

Y como colofón, Nómadas, Gasoline y, cuando el viernes daba paso al día siguiente, la esperada Héroes del Sábado, que habría servido para disipar toda duda de que la carrera de la Maravillosa Orquesta del Alcohol no ha hecho más que empezar, si hubiera quedado alguna duda por disipar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies