Triunfante debut de Bastille en Barcelona.

Se han hecho de rogar, pero la semana pasada Bastille llegaban a la ciudad condal para presentar en directo desde el Sant Jordi Club su segundo y notable disco de estudio Wild World. En sus ya casi 6 años de carrera, era la primera vez que se dejaban caer por salas de la geografía española, y para más inri, estábamos ante su debut en la ciudad de Barcelona. Es comprensible pues, la gran expectación generada alrededor de la banda a lo largo de todo el fin de semana y su merecido sold out en Madrid la noche anterior.

Con dos álbumes a sus espaldas, Bastille ha sabido desmarcarse desde un primer momento y dotar su música de un sonido propio y distintivo que destaca por su pop de carácter épico y sus poderosos tambores, y uno, al entrar al Sant Jordi Club, se daba cuenta de que los británicos también están dispuestos a ofrecer algo más que un concierto en sus directos. A lo largo de toda la noche, la puesta en escena tomó gran parte de protagonismo en un ambiente marcado por la cuidada estética que envuelve el mundo de Wild World. Si más no, un ingrediente más que, en su caso, ayudó a engrandecer su ya de por si potente y apabullante directo.

Arrancaron el set por todo lo alto con Send Them Off!, un delicioso preludio de lo que iba a ser la noche -aunque a decir verdad y juzgando por el ambiente, poco les abría hecho falta para contentar al público. El escenario, presidido por dos figuras aposentadas en lo alto de este que recreaban la portada del disco, fue inundado desde un primer momento por numerosas pantallas que llenaron el escenario de luz y color, y la noche, fue presentada por el protagonista de Fake It que, desde el informativo WWCOMMS, ejerció su papel de presentador a través de las pantallas.

Bastille Barcelona

Dan Smith, líder y voz de la banda que en directo se convierte en un quinteto con la incorporación de Charles Barnes desde un segundo plano, supo ejercer su papel de frontman de la mejor de las maneras posibles, con una inagotable energía y solidez a través de la cual pudo presumir de su gran registro vocal. La versatilidad y gran capacidad de atracción por parte de toda la banda se mantuvo intacta durante toda la noche, con temas tan atrayentes como Laura PalmerThings We Lost In The Fire Flaws, para la que Dan Smith incluso se animó a cantarla entre el público, mayoritariamente presidido por gente joven.

Con tajantes ritmos electrónicos y estribillos que invitan a llenar estadios, Bastille han conseguido crear ya numerosos himnos con solo dos álbumes de estudio, algo de lo que no muchos pueden presumir en una sociedad basada en el consumismo rápido y efímero. En The Currents, uno de los temas más destacados de su segundo elepé a través del cual se meten de pleno en la política arremetiendo contra Farage y Trump, contaron con una imponente escenografía que tiñó todas las pantallas de impactantes imágenes sociales y críticas.

“Se me da muy mal bailar,” confesó en alguna que otra ocasión un tímido Dan Smith, algo que en realidad, en ningún momento importó. Lo compensaba con creces consiguiendo hacer mover y disfrutar a su público en todo momento. La segunda parte del concierto empezó con Of The Night, que además de ser un clásico instantáneo de gran gancho entre la gente, sirvió como punto máximo de conexión entre Dan Smith, que se trasladó entre masas hasta un segundo escenario, y el público de Barcelona.

La noche continuaba y parecía que a la banda les quedaba fuelle para rato. Tras un precioso intermezzo en el que Dan Smith nos regaló un momento mucho más lánguido y delicado desde las gradas con Two Evils, tema con el que hizo gala de su gran e impecable potencia vocal junto a solo una guitarra acústica, arrancaron el último tramo con Icarus, el inicio del gran final que, minutos más tarde, llegaría con Pompeii, canción que todavía a día de hoy continúa sonando igual de fresca que hace 4 años y que sirvió como punto y final a la noche del domingo.

En líneas generales, el quinteto ofreció un show cargado de personalidad y fuerza demostrando que, efectivamente, hay vida más allá del primer disco, y que no sería de extrañar que en un futuro no muy lejano acaben encabezando festivales de todo el mundo.

concierto Bastille Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies