Sin banda y presentando en directo su nuevo disco de rarezas Phases, Angel Olsen toca ante una casi agotada sala BARTS de Barcelona.

En su aclamado tercer álbum de estudio estrenado en 2016 My Woman, Angel Olsen nos regalaba un disco reflexivo, estridente, irónico, melancólico y temerario. Un disco que le posicionó en una categoría privilegiada y que supuso su consagración total como artista. Lejos de acomodarse, por eso, a finales del año pasado Olsen sorprendía a propios y extraños con el anuncio de la salida de Phases, una colección de rarezas, maquetas y caras B que ahora presenta por primera vez ante su público y que protagonizaron, el miércoles, parte de su repertorio en el concierto que ofreció en una casi agotada sala BARTS de Barcelona.

Antes de su actuación, podemos disfrutar también del directo de Suno Deko, cuyas ondeantes canciones de indie pop  operan en una órbita musical similar a la de Grizzly Bear y Panda Bear. Su sonido, barroco, texturizado y frágil a la vez, complementa las que se presentan como unas letras que suenan mágicas, personales y en ocasiones también trágicas.

Con esta gira, Angel Olsen parece haber querido desafiar a su público -sobretodo al más nuevo, al que con esta gira y Phases quiere demostrar de dónde viene. Sin banda, solo ella junto a su voz y su guitarra, ofrece un repertorio -al que da inicio con Sans– quizás algo difícil de digerir para algunos pero que se presenta como un regalo para los fans más acérrimos de la artista, permitiéndonos descubrir a la Angel Olsen más personal y libre. Sobre el escenario, se muestra firme y tranquila, orgánica y natural, y regala uno tras otros temas que nos remiten hasta el sonido de su segundo disco de estudio Burn Your Fine For no Witness. De My Woman, no suena ninguna canción en toda la noche, pero tampoco hace falta.

Angel Olsen Barcelona 2018

Pese a algunos problemas de sonido durante la primera parte del set, la magia del formato le permite hacer también alguna que otra improvisación durante la noche y acercarse un poco más a su público entre tema y tema, aceptando también peticiones del mismo y que acabarían dando forma al set. Acrobat, de su álbum debut Half Way Home, es una de ellas.

La noche finaliza con una soberbia Windows y White Fire, ambos temas extraídos de Burn Your Fine For no Witness, y nos deja con la sensación de que si realmente vivimos en la era de la soledad, Angel Olsen puede que sea la persona perfecta para poner voz y banda sonora a ella.

Ahora, ¿cuál será el siguiente paso en la carrera de Angel Olsen? Solo el tiempo dirá.

Angel Olsen Barcelona - Sala BARTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies